La Bendición de la Ermita

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La sede canónica de la Hermandad de la Vera-Cruz se ubica en la zona extramuros de la ciudad de Lebrija, al lado de la desaparecida puerta de Rota y en la zona conocida como Barrionuevo segundo. En la época de su construcción este era un terreno destinado a campos de labor y muladares, por lo que unido a su situación al lado del camino de Rota cumplía la función de lugar de paso para que los viajeros se encomendaran a la protección del Santo Cristo de la Vera-Cruz.

Fue bendecida el 7 de Septiembre de 1557 por el Obispo D. Dionisio de Ávila según los documentos conservados transcritos en el s. XVIII a partir de los originales. Este personaje, según recientes investigaciones podría ser identificado como D. Dionisio Dávila Cabezón, fraile mercedario obispo de Frari, Aroya y Trento y legado apostólico en Nápoles al que se debe la creación y consagración de la Ermita de San Juan de Letrán de Jerez y que murió en 1559. En este documento se habla de bendecir la “Iglesia de la VeraCrus de esta dha villa del título de San Juan de Letrán de Roma”. Ya en la escritura de donación de terrenos para la ampliación de la misma en 1576 nos la encontramos con el nombre de “Hermita de la Santa VeraCruz de esta villa”. Posteriormente, en la nómina de cofradías de 1611 vuelve a aparecer con el título de Ermita, al igual que en el testamento de Dña. Josefa de Herrera Barrancos manda decir “quatro missas que se han de desir en la Hermita de la Santa VeraCruz y San Juan de Letrán” al igual que en muchos otros documentos a lo largo del s. XVII y XVIII.

Esta Ermita, de planta rectangular es la que se conserva hoy en día con modificaciones. La donación de los terrenos de 1576 hacen referencia a una capilla para San Juan Bautista que se desarrollaría paralela a la nave principal en lo que hoy es el pasillo de la casa de Hermandad, abriéndose a la nave mediante tres arcos de medio punto que todavía hoy se encuentran embutidos en los muros.

También conserva originales el artesonado de ascendencia mudéjar y el campanario de ladrillo. La portada principal se conservó hasta 1960, año en el que se derribó para hacerla más grande para la salida de los pasos. La que hoy nos encontramos es una copia de la original conservando algunos elementos de la misma.

Además, podemos observar en el muro de la epístola una puerta de ladrillo visto del año 1732 hoy cegada, pero que estuvo abierta hasta bien entrado el s. XX.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.